Buscar

¿Enseñar a dormir, no es algo que se hace naturalmente?

Es verdad que nuestros hijos van a dormir una vez que estén cansados. Asi como cualquier niño come cuando tiene hambre. Sin embargo, hay niños que comen de todo , con mucha variedad, que se sientan a la mesa con los adultos a comer, que comen solos. Otros que no comen frutas o verduras, que comen mirando la televisión y que necesitan ayuda del adulto para hacerlo.


Con el sueño es lo mismo: hay niños que les decís es hora de dormir, los pones en la cama, se duermen sin protestar, contentos, duermen toda la noche, se despiertan bien humorados. Para otros, la hora de acostarse es una lucha, no quieren dormir, solo se duermen mirando la televisión o con la mamá al lado y se despiertan durante la noche pidiendo atención o van a la cama de los padres.


Los bebés recién nacidos necesitan mucha ayuda para dormir. Hasta los 6-12 meses, muchos bebés aún necesitan mamar durante la noche. El desafío como padres es saber hacer la transición, junto a nuestros bebés, entre ayudarlos a dormir y darles la oportunidad de desarrollar la habilidad de dormir sin ayuda. De la misma forma que al cumplir el año de edad, si seguimos dándole de comer en la boca, no aprende a comer solito, al cumplir los 4 meses de edad, si seguimos meciendolos en brazos para dormir, no aprenden a dormir en la cuna.


En resumen, estamos hablando de algo natural , pero siempre podemos ayudar a nuestros hijos enseñándoles hábitos sanos para toda la vida!



0 vistas