Buscar
  • Paula Roitman

Factores que pueden alterar el sueño de un niño

Son muchos los factores que pueden alterar el sueño de un niño durante su crecimiento: la angustia de separación, que puede alcanzar un pico entre los 9 y 18 meses de edad, cambios en las necesidades de sueño, la introducción de alimentos y los saltos del desarrollo que enfrentan.

Sin embargo, un buen sueño constituye la base de la vigilia y tendrá impacto en la forma en que su hijo lidia con todos los cambios inherentes a esta fase de su vida.

Asegurar de que tu hijo logre dormir las horas sueño que necesita es fundamental para que su desarrollo sea sano.

Ayudar a su bebé a conciliar el sueño le permite tener períodos de descanso más largos y restauradores.Los sueños nocturno y diurno están intrínsecamente ligados; si uno de ellos mejora genera un impacto positivo sobre el otro.

La seguridad que el niño empieza a sentir en su cuna o cama al aprender a dormir allí sin la ayuda de sus padres resulta en menos resistencia al sueño y un sueño menos interrumpido. Además de apoyar la independencia de su bebé, los hábitos sanos de sueño del bebé / niño causan un impacto positivo en la salud y bienestar de toda la familia.

Todos queremos lo mejor para nuestros hijos y podemos ayudarlos a dormir bien. No existe un niño que duerme mal naturalmente y permanentemente. Todos los niños (que no tienen un problema real de salud que pueda afectar su sueño) pueden ser enseñados a dormir bien! Paula Roitman Pedagoga Especializada en el Aprendizaje del Sueño Infantil



2 vistas