Buscar

Hábitos sanos de sueño



Hablo mucho sobre hábitos sanos de sueño. ¿Pero cuáles son estos hábitos? Cuándo hablamos de alimentación, tenemos muy claros los hábitos sanos: Sentarse a la mesa, comer alimentos variados, entre otros. Para dormir, hábitos sanos serían: Duración del sueño: La National Sleep Foundation nos dice cuántas horas un bebé o un niño debe dormir en 24 horas, si tu bebé duerme esta cantidad de horas, el primer hábito sano de sueño ya lo tiene incorporado: - Recién nacidos (0-3 meses): 14-17 horas, cada 24 horas - Bebés de 4 a 11 meses: 12-15 horas, cada 24 horas - Niños de 1 a 2 años 11-14 horas, cada 24 horas - Niños de 3 a 5 años: 10-13 horas, cada 24 horas Siestas: Las horas recomendadas por la National Sleep Foundation son un total de sueño diurno y nocturno. A partir de los 3 años, muchos niños ya no necesitan dormir una siesta, pero hasta este momento, las siestas son muy importantes. Consolidación del sueño: Un recién nacido se despierta muchas veces, tanto de las siestas cuánto durante la noche. Su sueño es muy leve y además necesita alimentarse con frecuencia. A medida que va creciendo, su sueño va madurando y pasa períodos cada vez más largos de su sueño en sueño profundo. Su sueño solo llega a ser parecido al nuestro cerca de los 6 años. Sin embargo, esto no significa que tu hijo tiene que seguir durmiendo con muchas interrupciones. Él puede aprender a conciliar el sueño solo, sin ayuda, entre los 3 y 5 meses, y a partir de este momento, sus despertares serán parciales, muy breves. Si sabe volver a dormir solo, solamente se despierta llorando, lleva tiempo para volver a dormir o pide ayuda si siente hambre o algún incómodo. En resumen, el hábito sano en este caso sería tener un sueño cada vez más consolidado y dormir más horas seguidas o al menos con despertares parciales, que no escuchamos, no nos damos cuenta, o son muy breves. Rutina: La rutina es importante porque un niño que su cuerpo está preparado para dormir a la hora que debería, concilia el sueño con más facilidad y tiene un sueño más tranquilo, más profundo.


Paula Roitman

Pedagoga especializada en el Aprendizaje del Sueño Infantil

23 vistas