Buscar

Mi bebé se enfermó. ¿Qué pasa con su sueño?

Actualizado: ene 21


"Mi bebé estaba durmiendo bien (o estaba en el proceso para enseñarlo) y de repente se enfermó"


Primero, cuando los bebés están enfermos, necesitan mucho cariño. No necesitan "resistirlo" o "aprender a dormir de cualquier forma", como algunos piensan. Los bebés enfermos te necesitan.


El sueño se ve interrumpido para muchos de nosotros cuando nos enfermamos. ¡Esto no significa que tu bebé nunca volverá a dormir!


Algunos consejos para evitar que la enfermedad temporal cause problemas permanentes en el sueño de tu bebé:


1) No deje que su bebé llore. Cuando llora en la noche, hay que consolarlo de inmediato. Si recién empezaste a enseñarlo a dormir, hagas una pausa. Una vez que esté 100% podes volver con el proceso de enseñarlo a dormir.


2) Permita que las siestas sean un poco más largas de lo normal. (Dormir es una buena medicación).


3) Algunos padres llevan al bebé a la cama durante los períodos de enfermedad. Una vez que los bebés están mejor, es difícil volver a acostumbrarlos a dormir en su propia cuna. Siempre recomiendo llevar un colchón a la habitación de tu bebé para que puedas dormir a su lado, observarlo pero al mismo tiempo mantenerlo en su entorno de sueño. Es lo que yo hago cuándo mi hija de 2 años está enferma. "Ok, ahora mi hijo está mejor. ¿Qué hago?" Seguí con tu plan para enseñarlo a dormir, puede ser que tengas que volver un paso atrás para retomar. Si ya estaba durmiendo bien antes, recomiendo volver inmediatamente con la rutina normal de sueño y si se queja siempre podes calmarlo y volver a salir de la habitación, cuántas veces sean necesarias, hasta que entienda que volvieron a la rutina.


Paula Roitman

Pedagoga especializada en el Aprendizaje del Sueño Infantil

2 vistas