Buscar

¿Tu bebé se despierta de madrugada y quiere jugar?



Muchos niños lo empiezan a hacer de repente... Al pasar por un salto de desarrollo, por ejemplo.


Es súper normal que se despierten y quieran justo practicar una nueva habilidad, o que nos vean y piensen que es hora de jugar.


¿Cómo evitamos este tipo de comportamiento, o cómo ayudamos al bebé a volver a dormir?


1.- Si tu hijo ya no toma leche durante la noche, no intentes darle una mamadera o teta para que vuelva a dormir. La leche puede ayudar (también puede ser que no ayude), pero se torna un hábito con mucha facilidad y una vez que se incorpora esta toma, ya es muy difícil sacarla.


2.- No lo lleves a otro ambiente de la casa a jugar. Veo a padres que lo hacen porque entienden que el niño no quiere dormir, entonces en lugar de estar intentando que duerma, lo llevan a jugar. Tu hijo necesita dormir toda la noche. Si está despierto, está pasando por una etapa de desarrollo, una regresión de sueño, que la mejor forma de evitar que siga ocurriendo es evitando reforzar el comportamiento. Llevarlo a jugar sería una forma de reforzar este comportamiento.


3.- No lo pasees por la casa, en brazos o cochecito. El paseo no deja ser un estímulo que lo puede terminar despertando aún más. Además, ¡qué divertido es el paseo en brazos de mamá o papá de madrugada! Acá también estamos reforzando el comportamiento.


En resumen: ¡No intervenir! Déjalo jugar, déjalo charlar... Por más difícil que sea, intenta cerrar los ojos y relajar. Tus intentos para hacerlo dormir de vuelta lo pueden terminar estimulando y despertando. Si tu hijo está pasando por una regresión de sueño o por un salto en el desarrollo, necesita este espacio. Si no está llorando, no necesita tu ayuda.


Si en algún momento termina llorando, este es el momento en que te está pidiendo ayuda para volver a dormir. Ahora si podes atenderlo y calmarlo.


Si estos despertares largos de madrugada son frecuentes:

  • Observa sus siestas, puede ser que esté durmiendo demasiado durante el día.

  • Averigua si no hay nada estimulante en el ambiente de sueño (la luz del aire acondicionado puede ser muy interesante de madrugada).

  • Observa si la temperatura del cuarto está agradable.


Paula Roitman

Pedagoga especializada en el Aprendizaje del Sueño Infantil

5 vistas