Buscar

Pesadillas



  • ¡Charla con tu hijo!

Si bien se despierta de la pesadilla, pregunta sobre la misma. Hablar sobre lo que siente, tanto inmediatamente después de una pesadilla como al día siguiente, le hace bien.


  • Hora de dormir divertida

Dado que las pesadillas pueden hacer que los niños tengan miedo de dormir, recomiendo crear una asociación positiva con el sueño haciendo la rutina de la hora de acostarse agradable. Evita la tele, celular o tablet en la última hora antes de dormir. Pueden leer cuentos con poca luz o escuchar un audiolibro en la oscuridad. También pueden jugar con linternas o con algún juguete que brilla en la oscuridad.


  • Ayudalo a relajarse

Hay muchas opciones para relajarse a la hora de dormir. Un masaje, unos mimos mientras tu hijo está acostando escuchando canciones tranquilas, cantarle canciones, meditación, pedir que cierre los ojos y ayudarlo a imaginarse en la naturaleza, imaginar con él cosas lindas para soñar de noche.


  • Crea un ambiente seguro

Puede parecer obvio que la cama es un lugar seguro para tu hijo, pero no es tan obvio para los niños. Deja que tu hijo duerma con un objeto de seguridad, como un animal de peluche (principalmente después del primer año de vida).


Usa una luz nocturna para aliviar el miedo a la oscuridad. Asegura a tu hijo que su habitación y la casa son seguras. Decile que podes escucharlo desde tu cuarto y que siempre que te levantas pasas por allí a mirarlo. Todos los días, cuando se despierta, coméntale algo como: "Ayer fui al baño de madrugada y pasé por tu cuarto, estabas durmiendo en una posición muy graciosa". Esto le da la sensación de que es observado y cuidado durante la noche y lo conforta.


Paula Roitman

Pedagoga especializada en el Aprendizaje del Sueño Infantil


1 vista