Buscar

Si sale del pecho se despierta

Qué especial y dulce el momento en que nuestro bebé

recién nacido , tan chiquito, duerme en nuestros brazos mientras lo amamantamos: feliz, cálido y contento, la barriga llena de leche...

Este escenario es un excelente ejemplo del pecho que ayuda a conciliar el sueño, que difiere enormemente del para dormir. El pecho para conciliar el sueño es cuando el bebé se alimenta por completo, se desengancha, relaja y duerme. Suele pasar con frecuencia en los primeros meses de vida , pero también pasa en los siguientes meses, principalmente a la hora de dormir . El bebé está cansado, lo relajamos con el baño y el ritual de la hora de dormir, al mamar se relaja, se desprende del pecho y duerme.

Amamantar para dormir, por otro lado, es una decisión más consciente. El bebé termina de alimentarse y la mamá se queda en silencio y en la misma posición, aguardando que esté profundamente dormido para sacarlo del pecho y ponerlo en la cuna. No hay problema en hacerlo, pero muchos padres se empiezan a frustrar porque llega un momento en que este proceso empieza ser cada vez más largo, muchas veces durante la madrugada, y incluso si lo desean, no tienen otra forma de hacer que sus bebés duerman. En este caso, el bebé desarrolló una asociación entre mamar y dormir.

Yo siempre digo: si amamantar para dormir funciona para vos, por supuesto, sigas haciéndolo. Sin embargo, si no estás contenta y estás cansada, podemos cambiar la situación.

PERO PRIMERO, ¿CÓMO DESARROLLA EL BEBÉ LA ASOCIACIÓN ENTRE EL PECHO Y DORMIR? Mamar para dormir solo comienza a convertirse en una asociación después de los cuatro meses, ya que nuestros bebés lo superan fisiológicamente como una estrategia. A medida que los bebés crecen, la alimentación se vuelve demasiado estimulante y les resulta difícil entrar en sueño profundo mamando.

A veces, la creación de una asociación entre el pecho y el sueño comienza exactamente de esta manera; como una continuación de la etapa de recién nacidos donde nos enfocamos en amamantar mucho: respondemos de inmediato y no damos mucho espacio para que el bebé empiece a aprender a dormir sin ayuda.

Otras veces, es el resultado de algo externo que causa despertares nocturnos, ya sea enfermedad, dentición o simplemente el desarrollo del propio ritmo circadiano del bebé. Ofrecemos pecho para que vuelvan a dormir más rápida y fácilmente durante la noche y, antes de que nos demos cuenta, estamos atrapados en un nuevo hábito.

SEÑALES DE QUE TU BEBÉ PODRÍA TENER UNA ASOCIACIÓN ENTRE EL PECHO Y EL SUEÑO 🔸Si mama con mucha frecuencia durante la noche más allá de las semanas de recién nacidos. 🔸Si tu bebé se niega o mama muy poco en la primera mamada de la mañana, no se despierta con hambre. 🔸Si tu bebé mama más (más veces o más tiempo en cada mamada) por la noche que durante el día.

Entonces, ¿cómo se rompe la asociación? Simplemente enseñándoles a dormir sin ayuda. En general recomiendo hacerlo gradualmente. Si tu bebé estuvo mamando para dormir en los últimos meses, sacarle el pecho de una vez para que empiece a dormir solo es muy radical. Cambiar la teta por una mema tampoco es una solución.. Hay que ir enseñándole de a poco. Los métodos más gentiles en este caso son más exitosos.

LOS BENEFICIOS DE ELIMINAR ESTA ASOCIACIÓN Una vez que el bebé sepa dormir sin mamar, cuándo realmente tenga hambre, se despertará llorando y no podrá volver a dormir sin mamar. Nos queda mucho más claro cuándo el bebé realmente necesita nuestra ayuda y necesita alimentarse durante la noche. En estos momentos obviamente que seguiremos ofreciendo el pecho. Seguramente podrá mamar y una vez satisfecho, lo pondremos de vuelta en la cuna para que siga durmiendo.

Consolidar los sueños nocturnos de su bebé conduce a períodos de sueño más largos para ellos, lo que significa períodos de sueño más largos para vos.

¡Eso lo convierte en un hogar más feliz en general! Es probable que tú y tu bebé se despierten más felices. Una vez que aprenden a vincular sus ciclos de sueño por la noche, tu bebé también comenzará a dormir mejor la siesta durante el día. Paula Roitman Pedagoga Especializada en el Aprendizaje del Sueño Infantil

14 vistas